Un sistema de trazabilidad para luchar contra la madera ilegal en Panamá

Considerada el gran pulmón de Panamá, la selva del Darién es una importante fuente de recursos para las comunidades de esta región. Sin embargo, en 2010 las estimaciones apuntaban a que el 67% de la madera extraída de este tupido bosque tropical de 20 000 km2 se obtenía de manera ilegal y sin ningún tipo de control. Para solucionar este problema, a inicios de 2018 el Ministerio de Ambiente puso en marcha un sistema de trazabilidad de la madera.

Chip electrónico de comunicación tipo NFC en la base de un tronco by FAO

En 2015 se inició una Mesa de Diálogo integrada por instituciones gubernamentales, sociedad civil, universidades y sector privado para buscar soluciones para el futuro de la actividad forestal. El aprovechamiento legal de la madera es una fuente importante de ingresos y trabajo en la región de Darién que además puede contribuir a preservar el bosque si se realiza de manera responsable. 

Uno de los acuerdos de la Mesa de Dialogo consistía precisamente en crear e implementar un sistema de trazabilidad de la madera legal. Este sistema se desarrolló con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a través del programa FAO-UE FLEGT (Aplicación de leyes, gobernanza y comercio forestales en su sigla en inglés), de WWF y de la Organización Internacional de las Maderas Tropicales. 

El sistema de trazabilidad permite llevar un control de la madera desde la selección de los árboles comercializables hasta su llegada al punto de entrega. Contribuye además al desarrollo y cumplimiento de planes de manejo forestal para garantizar un aprovechamiento legal, sostenible y responsable. 

El Gobierno tiene previsto implementar el sistema a nivel nacional a partir de 2019.