Honduras y la UE rubrican un acuerdo para promocionar el comercio legal de madera

La UE y Honduras han concluido las negociaciones de un Acuerdo Voluntario de Asociación (AVA) sobre la Aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT, por sus siglas en inglés). El Acuerdo ayudará a mejorar la gobernanza forestal, luchar contra la tala ilegal y promocionar el comercio en productos verificados como de origen legal. Este AVA es el primero que se establece entre la UE y un país de América Latina.

De izq. a der.: Stefano Manservisi, Arnaldo Bueso Hernández, Juan Orlando Hernández y Donaldo Allen by Delegation of the European Union to Honduras

Stefano Manservisi, Director General de la Comisión Europea para la Cooperación Internacional y el Desarrollo, y Arnaldo Bueso Hernández, director del Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, rubricaron el texto del AVA el 14 de junio en Tegucigalpa, lo cual supone la conclusión de las negociaciones formales. 

Antes de que el Acuerdo entre en vigor, la UE y Honduras deben completar sus procedimientos internos para firmar y ratificar el AVA. Para su implementación, Honduras desarrollará sistemas y procedimientos para verificar que toda la madera y productos derivados de la misma que se exporten o vendan en el mercado doméstico cumplan con las leyes y reglamentos pertinentes. El Acuerdo también incluye el establecimiento de mecanismos para el tratamiento de reclamos y auditorías independientes, así como compromisos para mejorar la transparencia del sector forestal.
 


​De los 15 países que actualmente negocian o implementan un AVA con la UE, Honduras es el único que reconoce a los pueblos indígenas y afrodescendientes como un grupo separado, de la misma forma que reconoce al gobierno, la sociedad civil y el sector privado. Representantes de todos estos grupos dan forma al contenido del acuerdo. Como resultado, el AVA aborda de manera directa temas que afectan a los pueblos indígenas y afrodescendientes.

La UE y Honduras supervisarán la implementación del Acuerdo de forma conjunta. Esta sustancial tarea tardará unos años en lograrse, y requerirá el compromiso continuado de todos los actores. Una vez que el AVA esté plenamente implementado, los cargamentos de productos de madera de Honduras a la UE deberán acompañarse de una licencia FLEGT que pruebe su legalidad. Los productos con licencia FLEGT automáticamente cumplirán con los requerimientos del Reglamento de la Madera de la UE, que prohíbe la entrada de madera ilegal al mercado de la UE. 

A través del Acuerdo, Honduras espera modernizar su sector forestal, mejorar su competitividad y abordar temas como la tenencia de la tierra, protegiendo a la vez los derechos de las comunidades indígenas y afrodescendientes de Honduras.

 

Leer el comunicado de prensa de la CE